Dropshipping

Definición:

La venta en línea de productos que no están ni físicamente ni en propiedad de la misma tienda, se define como Dropshipping.

Es un método de triangulación, se compra el producto a un tercero y esta último lo envía directo al cliente.

También se le conoce como droship, drop shipment y drop shipping.

El minorista es considerado una tienda, es quien realiza la venta y generalmente recibe el ingreso del cliente.

¿Quien es el DropShipper?

En este negocio participa un dropshipper, esa empresa que se especializa en dropshipping, es quien recibe los pedidos de parte de la tienda, prepara los pedidos y los envía al cliente final.

almacen dropshipping
almacen dropshipping

¿Qué caracteriza el Dropshipping?

  • Lo que marca la diferencia entre este y otros mecanismos de venta, es que el minorista no tiene por qué tener stock de la mercancía que venderá, sino que gestiona los artículos con terceros.
  • Es una forma de venta escalable, más que en una método tradicional ya que permite testear diferentes productos y arrancar sin una compra inicial de stock.
  • La tienda tiene que contar con una página web y prepararla mediante los plugins de sincronización CSV/XML para lograr la integración del catálogo de productos con el mayorista.
  • Es tarea de la tienda, realizar las acciones y campañas para atraer clientes, ya sea SEO/SEM.
  • Por su parte, la compañía especialista en Dropshipping proporciona generalmente además del catálogo, la logística. Aunque a veces se puede contratar directamente y usarlo sólamente como almacén distribuidor.

Método de funcionamiento:

Es necesario que exista una empresa especializada (habitualmente mayorista) que ofrece productos a una tienda online; esta última las promociona con campañas para venderlos.
El mayorista almacena, empaqueta y envía en nombre de la tienda virtual, usando en algunos casos hasta su propio packaging (aunque también puede ser en nombre propio). En caso de existir devoluciones, se ocupan de estas.

El papel de la tienda online está en la creación de campañas, marca, nuevos clientes, atención al cliente y facturación.

Una de las tareas de la tienda es verificar frecuentemente la disponibilidad de los artículos y el tiempo de tránsito en envío para evitar vender algo de lo que no hay stock.

Todo negocio de dropshipping inicia cuando el minorista entra en comunicación con el dropshipper para la negociación; este último le puede cobrar una cantidad mínima mensual por servicios, y le facilita un fichero XML o CVS para que se descargue el catálogo a la página y tenga acceso a la disponibilidad del stock.

Para que el surtido de mercancía sea amplio, hay centrales de compra que enlazan con más de un proveedor.

Ventajas del Dropshipping

Trabajar con este sistema tiene sus ventajas, en comparación con las tiendas tradicionales:

  • Ahorro de costes fijos. Es menos complicado al no tener que negociar la compra de productos físicos; se ahorra un desvío de costes en empaquetado y envío; también el alquiler de un almacén y el personal de trabajo.
  • Flexibilidad de ubicación. Puedes fácilmente manejar el negocio desde cualquier parte del mundo. Lo que necesitas es internet para comunicarte con los clientes y proveedores. Si montas una centralita virtual puedes estar incluso con teléfono local en cualquier parte.
  • Ahorro en capital inicial. Realmente lo único que te ahorras es el inventario. El resto de inversiones como campañas hay que hacerlas.
  • Se compra lo que se necesita. Con este modelo de triangulación no se adquiere el producto sin que se haya vendido y recibido el pago del comprador. Quizás de esta forma, es más fácil que puedas incluir un catálogo de mayor número de referencias.

Puntos débiles del Dropshipping


En esta técnica es importante que haya una gran precisión en los detalles que se entregan al mayorista, para que no haya errores. Habitualmente no suele ser así y existen problemas de coordinación, sincroncronización de stocks, y calidad de servicio en la logística.

El márgen de producto suele ser menor que en la compra directa a fábrica o mayorista. Además los volúmenes de compra aquí tienen un papel fundamental en la negociación de los precios.

Poca variedad y originalidad de catálogo: El mismo dropshipper ofrece el producto a muchos ecommerces con las mismas condiciones, por lo que no suele ser extraño que encuentres los mismos productos por internet y veas que no es posible diferenciarte por producto, y a precio poco márgen podrás tener.

Las leyes españolas establecen un periodo de garantía de 2 años, por lo que igualmente estamos asumiendo como tienda un coste de gestión futuro.

En definitiva es un modelo atractivo de ventas, para comerciantes establecidos que quieran grandes escalabilidades y testeo de mercado así como principiantes.

Categorías: Logística

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *