fbpx

En el mundo del marketing digital existen muchos más conceptos que los típicos de SEO, SEM. Posiblemente uno de ellos que no sea tan habitual es el de CRO.

CRO o Conversion Rate Optimization se define como el proceso de optimización que se sigue para aumentar el porcentaje de visitantes que completan un objetivo. Es decir, para mejorar los CTR.

Cuando hablamos de la optimización de la tasa de conversión, nos referimos a analizar el comportamiento de los visitantes y centrarnos qué motiva a un segmento de mercado en particular a interactuar con nuestra web.

La idea detrás de la Convertion Rate Optimization es básicamente conseguir que conviertan más usuarios de nuestra web. Permite optimizar la funcionalidad del sitio web y alcanzar su máximo potencial, al mismo tiempo que comprendemos el porqué del comportamiento de la audiencia.

El punto de partida es entender que es la tasa de conversión, que es el porcentaje de visitantes que completan una acción deseada en un sitio web, durante un período de tiempo específico. Si necesitáis más información en detalle sobre el CTR podéis ir a este post.

Proceso de testing en CRO
Proceso de testing en CRO


Qué implica hacer CRO

Cuando se miden las tasas de conversión el propósito es descubrir si las páginas web realmente están convenciendo a los visitantes. Siempre hablaremos de un objetivo, en este caso será convencerles para que realicen la acción objetivo. Sea llamar por teléfono, comprar, darse de alta, hacer upselling.

Cuanto más altos sean los porcentajes de conversión, implica que mejor es el diseño para la conversión. NO quiere decir que sea más bonito, o mejor diseño, sino simplemente que funciona mejor para convertir.
.
El proceso de CRO implica el uso de datos reales que
se obtienen a través de varios canales como son:
– Evaluación general para recopilar datos sobre áreas en el sitio web que no cumplen objetivos.
– Análisis para obtener información sobre los sitios web de la competencia
– Plan de conversión para el sitio web en las páginas específicas seleccionadas
– Determinación y priorización de las áreas problemáticas en una página web
– Creación de un nuevo diseño basado en las hipótesis obtenidas de las pruebas o A/B tests.
– Análisis en función de los resultados para el desarrollo de nuevas hipótesis.

Nos podemos apoyar en herramientas como Google Optimize, para detectar qué versión responde mejor a la conversión.


Conoce los elementos del CRO

Hay que basarse en el hecho de que los usuarios son el elemento básico para un Análisis de CRO.

Estos son lo que influyen en la forma en que se diseña el sitio web y en la que se plasma el contenido.

Destacaremos algunos elementos principales que pueden optimizarse:
– El diseño de la landing page.
– El copy del sitio web.
– Call to Action
– La navegación y la estructura del sitio
– Los formularios
– La velocidad de navegación.

Como podemos ver, implica un proceso continuo que incluye varias partes de la web. Detectar por dónde empezar dependerá de la gravedad y potencial de la mejora de cada elemento, de los objetivos actuales y del presupuesto existente para aplicar cambios en el caso que se tenga que externalizar.

Personalmente lo considero importantísimo, incluso más que ponerse a optimizar campañas de adwords o Facebook ADS, sin antes haber revisado la conversión y experiencia de la web donde mandamos tráfico.

Categorías: Marketing digital

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *