fbpx

Un almacén un depósito que se utiliza para guardar mercancía, es decir, es el lugar donde guardan los bienes, equipos, antes de que se lleven hacia su destino.

La mayoría están cerrados y no ofrecen los productos o bienes para su compra, sin embargo, hay almacenes que sí están abiertos al público, o en un entorno B2B, principalmente a los comerciantes (grandes o pequeños), para que los adquieran al mayor.

Función de los almacenes

Un almacén tiene el diseño y estructura bien planificada para las funciones de
almacenamiento, pero también tiene otro tipo de funciones.

– Almacenamiento, la principal: es ubicar la mercancía de tal forma que se consiga fácilmente. Para eso utilizan estanterías mecánicas industriales, depósitos, soportes, medios de transporte interno (carretilla, elevadores)

– Conservación de esa mercancía: abarca el cumplimiento de las leyes en cuanto
a higiene y seguridad, además de las normas especiales de mantenimiento para
cada producto. La mercancía debe permanecer en buen estado

– Control y expedición de la mercadería: delimitar la cantidad de cada producto
que se almacenará, y luego calcular la cantidad y frecuencia con la cual pedirán
todos los pedidos, para bajar el coste de almacenamiento. Para ello resulta muchas veces indispensable la implantación de un SGA (o WMS en inglés).

– Recepción de mercancía: es la entrada de la mercancía que envían los
proveedores. Allí deben corroborar que la cantidad, calidad y características, coincidan con el pedido
– Expedición de mercancías: inicia cuando el cliente hace el pedido, desde la
selección de mercancía, el picking, hasta el embalaje y medio de transporte
– Custodia de mercancía
– Regulación del flujo de existencias

almacén

Elementos de un almacén


Antes de considerar guardar una mercancía en un almacén, primero que hay estudiar esa instalación, y puede hacerse de la siguiente manera:
 Primero se evalúa el producto que almacenará
 El flujo de materiales o de mercancía
 Espacio disponible para guardar ese tipo de mercancía
 Equipos de almacenamiento, es decir, estanterías o equipos de manutención
 El equipo humano, el personal con el que cuentan, al igual que su sistema de
gestión y política


Partes del almacén

Un almacén debe cumplir con ciertas estructuras para poder ser llamado almacén, algunas de ellas son:
 Puertas de acceso
 Zona libre para verificación
 Zonas de almacenamiento, primordial para distribuir la mercancía
 Oficina de control y gestión de la planta
 Zonas de aseo para los empleados (baños, vestuarios)

Esas son las básicas, pero a partir de allí pueden agregarse otras como:
 Recepción
 Embalaje y consolidación de la mercancía
 Zona de recarga de baterías para carretillas
 Muelles de carga

Layout de Almacén

El layout del almacén se enfoca en hacer un diagrama del espacio con la finalidad de optimizar las actividades que se desarrollan. Es importante para organizar las operaciones para un rendimiento óptimo.

Importancia del layout de almacén

Las cadenas de suministro se están volviendo cada vez más complejas, particularmente debido a la aparición del ecommerce y omnicanal.

Es necesario adaptarse para cubrir las necesidades. Una de las posibilidades para mejorar la operativa es optimizar el layout del almacén, que no es otra cosa que la distribución en el plano de los espacios.

Debe tenerse en cuenta que el almacén se trata de un lugar donde se da entrada a todo tipo de productos, al tiempo que cumple con normas estrictas.

El almacén está diseñado para:

  • Recepción y control del producto.
  • La colocación de pallets en el área de almacenamiento.
  • El procesamiento de productos envasados ​​en pallets, cajas o individualmente.
  • Manipulación de productos, sujetos a etiquetado y envasado.
  • La operación de carga y descarga de productos.

Optimizando el layout del almacén se aprovecha mejor el espacio, se facilita el acceso al producto.

Tipos de layout de almacén

El diseño del layout de almacén incluye zonas de carga y descarga, recepción, almacenaje, preparación de pedidos y expedición.

Veamos las particularidades de cada uno:

Zonas de carga y descarga

Aquí es donde llegan los vehículos que entregan la mercancía. Muchas veces se ubican en la parte externa del almacén, pero también puede ser con muelles integrados en este. La recomendación principal es contar con un amplio espacio que facilite el tránsito de camiones, remolques y contenedores.

  • Las zonas integradas al almacén se ubican a veces en uno de los lados
  • Cuando las zonas de carga y descarga están fuera del almacén en un espacio cercano. La carga y descarga suele hacerse con carretillas elevadoras.

Zona de recepción

En el layout del almacén se recomienda posicionarla lo más separada posible del resto para que no haya problemas en la recepción de mercancía, control y clasificación. En este espacio se clasifica y determina cuál será la ubicación de los productos dentro del almacén.

Zona de almacenaje

El espacio de almacenamiento es donde se guarda la mercancía de diferentes maneras: en el suelo, apilada y en bloques o en estantes, dependiendo del tipo de producto para mantener su integridad. Por lo general es un espacio amplio que debe ser diseñado para que haya desplazamiento sin inconvenientes. Si almacenamos palets a mucha altura, los pasillos deberán ser más amplios para permitir el paso y maniobra del apilador.


Zona de preparación de pedidos (Packing)


Algunos almacenes requieren incluir en su layout un espacio de preparación de pedidos, donde los productos se preparan antes de ser despachados. Pueden tener sistemas automáticos o semiautomáticos para facilitar el trabajo.

Zona de expedición

Salidas. Aquí es donde se realiza el la carga de los productos luego pasan a los camiones de reparto.


Zonas de servicios

En el layout de almacén no pueden dejar de tenerse en cuenta aquellos espacios necesarios para el personal, como oficinas, baños, vestuarios.



Categorías: Logística

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *