3D Secure es un protocolo de seguridad que se creó para generar mayor protección en las transacciones online con tarjetas. Actualmente es utilizada por proveedores como Visa, Mastercard JCB International, American Express.

La trampa fundamental es que a costa de implementar una capa más de verificación, el riesgo lo asume planamente el comprador.
Además, se exime tanto al operador como al comercio de cualquier indemnización.

Esta solución, surgió como respuesta a los fraudes con tarjetas y TPV online. En los fraudes por lo general, el comerciante o proveedor de un producto o servicio acababa perdiendo la cantidad reclamada.

En la mayoría de las operaciones fraudulentas, las tarjetas utilizadas son aquellas que han sido robadas o perdidas. Es entonces cuando se hace necesario verificar en el momento de la transacción si quien la está usando es su verdadero dueño.

3DS como protocolo, garantiza este proceso. ya que puede hacer una serie de preguntas para que el comprador certifique que se trata del propietario de la tarjeta.

Funcionamiento de 3D Secure

Desde el punto de vista de un cliente, el protocolo 3D Secure se nota en el instante en el que se realiza una compra. Solo hay que esperar a llegar al momento del pago.

Normalmente el TPV online pedirá los datos de la tarjeta:

  • fecha de caducidad
  • número de tarjeta
  • número de seguridad (CVV, Card Verification Value) que suelen ser los típicos tres dígitos ubicados en la parte trasera de la tarjeta.

Si el TPV online y la tarjeta utilizan 3DS, en el siguiente paso aparece una nueva página que solicita un código.

Esta página tiene varias opciones según el tipo de implementación de cada banco:
– Un mensaje de texto al teléfono móvil que tiene el banco.
– Una tarjeta de coordenadas.
– La clave secreta que se utiliza con la tarjeta (PIN).
– Interacción con la APP como en el caso del banco N26

3d secure de n26
3d secure de n26

La implementación de este protocolo funciona como una nueva «capa de protección».
Es otro obstáculo más para evitar que se realicen transacciones fraudulentas.

Efectos para los negocios

El uso de 3DS es una ayuda para los comerciantes y dueños de tiendas: por el hecho de evitar transacciones fraudulentas y porque los exime de cualquier responsabilidad en fraudes de uso no autorizado

Si la transacción ha usado 3DS la responsabilidad es del propietario de la tarjeta. Ya que ha sido él quien ha extraviado alguno de los códigos únicos.

Anteriormente cuando se realizaba una operación de este tipo, el comercio debía realizar una devolución íntegra.
Quizás hemos enviado ya la mercancía y no hay vuelta atrás para recuperarla.

La desventaja es la necesidad de modificar las implemtaciones de TPV y la caida de conversión.

Problemas presentados con la caída de conversión

Por ejemplo, es posible que en la verificación se envíe un mensaje de texto al teléfono del comprador pero este se encuentre en una zona con poca recepción de señal o no tenga batería.

Este paso adicional presenta una caída de conversión en la venta, que de otro modo habríamos cobrado ya.

También debemos tener en cuenta que la página emergente en la que se deben incluir los datos puede generar rechazo.

Existen otros sistemas de análisis de fraude que evitan la incomodidad de 3DS, como son Radar de Stripe. O fraud analysis de Shopify

Categorías: Economía y Empresa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *